El nuevo mundo es phygital.
El nuevo trabajo es híbrido y ágil.

Las oficinas son el fax de los 90.
El híbrido es el futuro, la puerta de entrada al metaverso.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Las cosas han cambiado, y seguirán cambiando, con la única diferencia de que lo harán de forma cada vez más acelerada y disruptiva. En el pasado, la gente se adaptaba principalmente a los cambios, hoy adaptarse ya no es una opción. Hay que anticiparse.

Después de casi 2 años de pandemia, a finales de 2021, el éxito de la vacunación y las estrictas medidas de seguridad permiten una “nueva normalidad”. Pero no estamos interesados ​​en volver a las oficinas de 9 a 5, cinco días a la semana. Lo que hemos vivido en los últimos 18 meses nos hace ver las oficinas como un fax de los 90. Los desplazamientos a ellas son como el tiempo que teníamos que invertir en enviar el fax, hasta que teníamos aquella arcaica confirmación de recepción.

El trabajo basado en estar en la oficina 5 días a la semana, como le pasó al fax hace más de veinte años, ha dejado de ser una herramienta efectiva para la colaboración ágil, flexible y eficaz que requiere este nuevo mundo.

Sin embargo, el deseado trabajo híbrido trae nuevos y bonitos retos. Parece ser que el “threedom of work” se impone como la libertad de que los equipos, normalmente de cada función, elijan cómo trabajan tres días a la semana, quedando dos días como los “presenciales en la oficina”.

Y es ahí donde empiezan los problemas, el trabajo híbrido sincronizado desde los silos de las funciones. Parece ser que ante una gran oportunidad, algunos están empezando a repartir palas y cemento para construir castillos desde donde proteger los feudos.

El trabajo híbrido, sin un sistema operativo adecuado, sin una forma de trabajar claramente definida que sincronice toda la compañía hacia objetivos comunes, acabará en silos y caos.
Para nuestros clientes, principalmente multinacionales que operan en 24 sectores diferentes y 32 países de todo el mundo, ActioGlobal ha desarrollado el Agile Hybrid Work Framework: 5 claves para abrir la puerta a un futuro híbrido que otorga a los equipos responsabilidad y libertad, a partes iguales.

Un sistema para dar sentido al trabajo, alinear a toda la empresa, así como a los profesionales externos, alrededor de un propósito y un ritmo común, nuestro Drumbeat. Sin olvidar las herramientas digitales para hacer realidad esta nueva cultura.

Vamos a profundizar en cada uno de esos ejes:

1. Los principios del trabajo híbrido

El primer paso hacia la nueva cultura de trabajo híbrido es alterar el status quo y una parte importante de esta alteración es cambiar los comportamientos tanto organizacionales como individuales, lo que no es fácil. Fuera de la zona de confort y de la complacencia. El nuevo trabajo híbrido es una gran oportunidad para acelerar la innovación, poner al cliente en el centro, forjar nuevas formas de trabajar, definir un Propósito de Transformación Masiva y hacer realidad nuevos horizontes.

No todo el mundo es fanático de experimentar y correr el riesgo a “no hacerlo perfecto”, pero sin duda esa es la forma de deshacerse de la inercia y descubrir y entregar lo que se necesita para crear valor para la empresa, las personas, la sociedad, así como para los clientes y, sobre todo,para liderar el futuro.

Las empresas deben desarrollar principios que les permitan evolucionar como un organismo vivo. No hay mando-ni control, el organismo evoluciona gracias a los aportes de sus partes. Todas las personas de una organización son protagonistas del «bienestar» de este organismo, y eso empieza por que cada uno sienta que es parte vital de un todo mayor.

Dado que estos comportamientos no son obvios, se requiere una clara comunicación de la responsabilidad que todos tenemos en el desarrollo de ese organismo vivo. No cambia si es en físico o digital. Sucede cuando todas las personas reconocen y hacen honor a la integridad, eso que hace que las palabras y las acciones posteriores coincidan, cada día.

Los principios y los comportamientos no dependen del mindset ni de las palabras. El mindset está sobrevalorado y los discursos más aún. Los principios se forjan a través de acciones, de hechos consistentes con las narrativas.

“Estamos viendo una aceleración de la tendencia a democratizar el lugar de trabajo… Durante estos últimos meses, la tecnología digital ha aplanado las jerarquías, con todos conectados y obteniendo información al mismo tiempo, con canales para la participación de los equipos en la toma de decisiones en tiempo real.”

Diane Gherson

Diane Gherson

Ex CHRO de IBM.
Actualmente docente en Harvard Business School

 

Ejecutiva de RR.HH. en el año 2018 fue una de las protagonistas de IBM en su transformación digital masiva centrada en la velocidad, la innovación y la experiencia para los clientes. Reinventó RRHH utilizando prácticas ágiles, dando forma a un nuevo futuro del trabajo en la compañía.

2. OKR - Objetivos y resultados clave

El organismo vivo – la organización – necesita estar sincronizado para evolucionar hacia los resultados comunes, hacia el Propósito de Transformación Masiva.

Los OKR son como un diamante en bruto y las organizaciones deben moldearlos sin copiar a otros. Los OKR no se implementan y se olvidan. Los OKR evolucionan al mismo tiempo que evoluciona la organización.

El propósito común definido se logra priorizando los resultados progresivamente a través de objetivos comunes: “¿Dónde queremos estar?”. Los resultados clave actúan como la brújula para mantener el rumbo hacia los objetivos. Son medibles y ajustables, siempre que ajustarlos sea lo necesario para alcanzar el objetivo.
Los OKR brindan estabilidad a los equipos mientras experimentan, descubren, aprenden y, por supuesto, ejecutan: Los OKR ayudan a desarrollar equipos colaborativos, alineados, sincronizados, innovadores, productivos.

Finalmente el objetivo principal es siempre entregar valor al cliente, fidelizarlo, hacer crecer la organización y que cada persona encuentre sentido en su trabajo del día a día.

The new generations are striving for a flexible, digital, collaborative and meaningful future of work and life.

Los OKR son como un exoesqueleto, que brindan estabilidad y ayudan a las personas a hacer realidad sus objetivos. Si se proporciona la seguridad psicológica adecuada, ayudan a las personas a descubrir y a entregar resultados.

No son OKR si no hay exploración y explotación. Todos juntos.

En pocas palabras: OKR traduce el propósito y la estrategia en el business as usual de la empresa. Las iteraciones trimestrales, los QBR, son el instrumento para que su empresa esté siempre enfocada en lo que más importa, de verdad.
OKR
Son los instrumentos
para ganar.

3. Redes de equipos ágiles y autónomos

Estás leyendo correctamente: son equipos ágiles y autónomos. Esta combinación no es incompatible en absoluto. Los equipos autónomos son el resultado de desarrollar con éxito, equipos ágiles cada vez más autoorganizados e interconectados. Se convierte en autónomos cuando se convierten autosuficientes en entregar valor e innovar de forma sincronizada con el resto de la organización.

Estos equipos son el sistema nervioso de la “empresa”, del organismo vivo. Como en un cuerpo humano, las neuronas deben estar interconectadas para transportar impulsos a donde se necesitan.

Los equipos autoorganizados obtienen sus impulsos mediante una comunicación transparente del propósito y los resultados requeridos, a través de los OKR. Depende de ellos construir una estrategia ganadora, desarrollar procesos, impulsar interacciones, identificar dependencias y pedir ayuda cuando los obstáculos no pueden ser eliminados por el propio equipo. Son ellos quienes son el núcleo de una organización ágil. Sin silos, haciéndo la girar la rueda de inercia del impacto, cada vez a más velocidad.

Para formar equipos ágiles y autónomos lo que importa es tener las personas adecuadas, que comparten principios fundamentales, sin importar si trabajan en físico o en digital. Una vez más, lo que cuenta son las acciones, los principios y la integridad.

Los equipos ágiles autoorganizados otorgan la responsabilidad, la flexibilidad, la libertad para experimentar y el significado que las generaciones Y y Z están buscando al postularse para un trabajo. La organización tiene la oportunidad de contratar a los mejores, ansiosos por descubrir y aprender.
Reproducir vídeo

Silvia Rabanal,
directora de operaciones, Havas Media

“Gracias a ActioGlobal hemos descubierto que la creación y desarrollo de equipos autoorganizados es la clave en Agile. Nos permite poner al cliente en el centro y hacer que todo el mundo trabaje con un mismo objetivo. Se trata de romper con un proceso históricamente lineal y trabajar de forma que se disparen en estrella todos los proyectos y todos los objetivos.”

El Agile Hybrid Work Framework ha estado desarrollado en organizaciones que integran personas de dentro y fuera de la organización, trabajando hacia un objetivo común. Es el sistema perfecto para que empresas cuenten con los mejores expertos de cualquier lugar del mundo, en cada momento para hacer realidad sus propósitos.

4. El Drumbeat

El latido de la organización. El Drumbeat, como lo llamamos en ActioGlobal, es el ritmo que sincroniza y alinea a toda la organización en su incesante mirada hacia el futuro.

La incorporación de rituales rítmicos es fundamental en una cultura de trabajo híbrido, ágil y flexible. Los rituales del Drumbeat alinean a las personas involucradas en un objetivo en ciclos de iteración cortos y adaptativos. En ellos, se garantiza el intercambio de información y conocimiento, se revisa la comprensión de todos compartido, el nivel de confianza y los planes para impactar en el futuro.

El Drumbeat es multidimensional. Esto permite responder a un entorno cambiante, a las necesidades cambiantes de los clientes y del mercado, y a incorporar aprendizajes durante las iteraciones de experimentación y descubrimiento, ajustando los OKR sí demostraron no ser los más efectivos para lograr los Objetivos mediante la comunicación y discusión con otros equipos involucrados.

El Drumbeat alinea a los equipos, a sus miembros con el propósito común, los OKR, y las necesidades y deseos de los clientes en un ritmo siempre recurrente. Es el latido que sincroniza los corazones y las mentes de la organización para contribuir a dar forma al futuro.

Después de más de 150 transformaciones, hemos seleccionado las mejores herramientas digitales para usted

5. Las herramientas digitales

Herramientas, herramientas, herramientas… que empacho.

Antes hablábamos de “las personas adecuadas, el lugar adecuado”, con respecto a las herramientas, es “la herramienta adecuada para el propósito adecuado”.

No tiene sentido perderse en una jungla de herramientas para la colaboración digital. El trabajo híbrido ágil exitoso y significativo no se basa en el uso de tantas herramientas «excelentes» como sea posible, sino que se basa en una selección minuciosa y con sentido.

Las herramientas digitales ayudan pero nunca pueden reemplazar el propio pensamiento, la colaboración con los miembros del equipo y la comunicación personal.

Como dice el primer principio del Manifiesto Agile,

El trabajo híbrido es la puerta abierta al metaverso, el nuevo mundo virtual que combinará la potencia de las tecnologías exponenciales a través de un espacio digital de juegos, criptomonedas, realidad virtual, redes sociales y streaming en vivo. El mundo que conocemos en un entorno digital que aún no conocemos. Cuanto nos queda por descubrir en la próxima decada …

El nuevo mundo es phygital.
El nuevo trabajo es híbrido

Copyright ©️ 2004-2020 ActioGlobal. All rights reserved. | Privacy Policy | Legal Notice Cookies policy

Let's talk!

Si quieres dar forma al futuro, a través de la agilidad, la digitalización y el alto rendimiento, juntos lo haremos realidad

Let's talk!

If you desire to shape the future, through Agility, Digitalization and High Performance, then let´s make it come true – together

Contáctanos

Qué hacemos

Abrir el chat
Hola, ¿En qué podemos ayudarte?