Los dos principios clave de la Agilidad y el Alto Rendimiento

Alcanzar la Agilidad y el alto rendimiento en nuestras organizaciones (ambas al mismo tiempo) nunca ha sido resultado de un proceso de cambio, una hoja de ruta, un programa de transformación o cualquier enfoque similar en que se pueda pensar en estos tiempos.


La Agilidad y el alto rendimiento tienen mucho que ver con cómo evoluciona nuestra forma de entender las distintas capacidades de las personas y como valorar la individualidad.


Para nosotros, la mejor forma de describir «la forma en que pensamos y valoramos» es a través de los principios y valores de la cultura de la compañía. Es mucho lo que se ha escrito sobre ello, pero fundamentalmente hemos experimentado de primera mano que las organizaciones de alto rendimiento liderando sus mercados a través de Agile, se basan en dos principios:


El respeto por la humanidad frente a la robotización de las personas


Unos resultados orientados al consumidor frente a los proyectos concentrados en silos



Respeto significa valorar los talentos de cada persona y luchar por desarrollarlos plenamente. Aunque las diferentes personas tengan diferentes habilidades y responsabilidades, todos ellos son considerados y valorados como un verdadero compañero y la individualidad contribuye y ayuda a crecer.


Resultados orientados al cliente significa que todos en la organización trabajan con prioridades claras. Estas prioridades están definidas en OKRs, en lugar de trabajar por separado en su propios propósitos o en los objetivos o funciones departamentales, a los que llamaremos proyectos o programas.



Algunas veces las analogías deportivas nos ayudan a comprender. Piense en cualquier equipo de alto rendimiento que haya alcanzado un gran éxito a lo largo del tiempo. Claramente persiguen objetivos comunes, victorias o metas comunes que lograr. Y ellos perseveran pese a las adversidades para alcanzar ese objetivo. Solo llegarán a ese objetivo respetando, desarrollando y usando las habilidades de cada uno de los miembros del equipo.


Las organizaciones de Alto Rendimiento funcionan exactamente así. Cuando estos dos principios se dan de manera correcta, mucho de lo que pasa en la organización se lo debemos a ellos. Aquí les presentamos tan solo algunos ejemplos que hemos encontrado como coincidentes entre estas grandes corporaciones:


  • Existe una gran confianza entre ellos.
  • La gente actúa como propietarios y hacen todo aquello que sea necesario para entregar los objetivos y resultados comunes que han definido en sus equipos.
  • Las personas fluyen en equipos autónomos y estos son responsables de grandes partes del negocio. Tienen todas las habilidades, conocimiento y capacidad para tomar decisiones por ellos mismos.
  • Todos están centrados en los objetivos comunes, orientados a la evolución de las necesidades de los clientes. Aunque existan organizaciones de apoyo como recursos humanos o fiananzas – por ejemplo – solo existen para ayudar al propósito común de la organización, no solo para sus propios objetivos de departamento.
  • Las decisiones son tomadas por personas que son próximas al asunto en cuestión y tienen los mejores datos posibles para elegir una solución –no exclusivamente por los altos mandos de la compañía. 
  • Todos tienen acceso en tiempo real a la información sobre la marcha del negocio y datos que necesitan para impactar con sus resultados.
  • Las personas aprenden y usan sus recién adquiridas habilidades todo el tiempo y fluyen para completar tareas críticas para conseguir los objetivos establecidos en cada momento.
  • La innovación es una parte vital de las operaciones y las personas saben que su capacidad para ser los mejores innovando es la mejor cualidad y su mejor oportunidad para sobrevivir y perseverar.
  • La gente conoce el impacto de su trabajo y su conexión con los objetivos comunes.
  • Apenas existe distinción entre las personas en diferentes niveles – no se podría distinguir a los manager de los no-managers.
  • La gente se comporta con un alto nivel de libertad aun con la responsabilidad de fluir hacia aquellas tareas en las que pueden conseguir un mayor impacto, en lugar de tener descripciones detalladas de los puestos de trabajo.
  • Los managers son entrenadores. Su máxima prioridad es apoyar a sus equipos desarrollando su capacidad de pensamiento científico y su capacidad para resolver problemas para satisfacer a los clientes como definen los objetivos comunes.

Ahora es tiempo de hacer estos principios realidad en todas las organizaciones del mundo.


Habla con con uno de nuestros expertos de ActioGlobal

Concierta una videollamada en el horario que mejor te convenga.

CONTACTAR

Descubre cómo transformamos organizaciones de todo el mundo

New business challenges, unprecedented business perspectives.

Suscríbete:

Suscríbete a nuestro blog

Let's talk!

Si quieres dar forma al futuro, a través de la agilidad, la digitalización y el alto rendimiento, juntos lo haremos realidad

Impact Delivered in
your mail.

Los últimos artículos sobre el futuro del trabajo en tu inbox todos los meses.